Las 6 leyendas de la sierra madrileña

Halloween is coming. El aullido de los lobos empiezan a hacer eco en los inmensos bosques de la Sierra de Guadarrama… y también siguen retumbando las leyendas sobrecogedoras que, a día de hoy, continúan siendo un absoluto misterio. ¿Quieres saber cuáles son?

1. Las leyendas del Escorial

La pisada del Diablo

Se dice que en la finca de Los Hermitaños (a 1 kilómetro de la Silla de Felipe II), existe una especie de marca en el suelo que tiene cierto parecido a una pisada, concretamente a un talón izquierdo. ¿De dónde viene? Pues nada más y nada menos que del Diablo.

Hace mucho tiempo una niña llamada Martiña, que era muy creyente de la Virgen de Gracia, se encontró con el Diablo disfrazado de peregrino. Éste quiso apoderarse de su alma ofreciéndole a cambio tierras, además de dejar de creer en la Virgen. La respuesta fue un no rotundo, así que el Diablo se fue enfadado dando un salto, provocando así esa huella de su talón izquierdo.

El Perro Negro del Escorial

El Escorial está considerada como una de las puertas del infierno expandidas por todo el mundo. Por este motivo, Felipe II mandó construir el Monasterio de San Lorenzo del Escorial, como puerta de cierre hacia el infierno. Pero durante la construcción de dicho monasterio, un perro negro infernal se paseaba por las obras imponiendo miedo a los obreros, con el propósito de proteger el infierno.

Felipe II, sorprendido por esta noticia, decidió que se ahorcara al perro en una de las torres del monasterio, donde permaneció durante mucho tiempo. Pero esta historia no se queda ahí. Felipe II, a pocos instantes de morir, siguió oyendo los ladridos de ese diabólico can.

2. Las leyendas de la Mujer Muerta

Siendo senderistas vamos a llamar a estos picos ‘La Pinareja’, ‘Peña del Oso’, y ‘Pico Pasapán’, pero en Halloween vamos a llamarlo con su nombre más conocido: La Mujer Muerta. Visto desde la vertiente madrileña, y también la segoviana, se puede apreciar que el conjunto de estos picos hacen el dibujo de una mujer muerta, con los brazos entrecruzados, y cubierta con una especie de velo.

Pero su nombre va más allá de apariencias, cuenta con unas historias muy perturbadoras:

Los celos

Esta historia tiene como protagonistas una hija de un granjero, y un pastor. Éste estaba enamorado de ella, pero vio en otro pastor un posible rival. Loco de ira y de celos decidió matar al pastor, pero también a la hija del granjero, por lo que estas montañas recibieron el nombre de ‘La Mujer Muerta’.

La madre de la paz

Dos hijos intentaron luchar por liderar la tribu que su padre les dejó como herencia nada más fallecer. Para detener este conflicto, la madre de ellos dos decidió dar su vida a los dioses a cambio de brindar paz a sus dos hijos.

Después de una intensa tormenta, apareció el cuerpo de la madre con forma de montaña. Los hijos, atónitos al ver la nueva montaña que había surgido de los suelos, pudieron reconocer a su madre en ella, por lo que decidieron detener la pelea.

Los celos otra vez…

El amor se interpone de nuevo. Hace mucho tiempo una mujer se vio en medio de la lucha entre dos caballeros que luchaban por su amor. Llegando al punto de desesperación, quiso poner paz entre ellos dos, pero el plan no salió bien. Se puso en medio y fue atravesada por las dos espadas de ambos caballeros. Tras este terrible suceso, y una tormenta muy fuerte, las montañas se moldearon de tal forma que calcaron la imagen de la mujer asesinada por los pretendientes.

3. Las leyendas del Montón de Trigo

En esta historia el protagonista es la avaricia. Por esta zona de la sierra de Madrid, muy distinta a como la conocemos actualmente, se encontraba un agricultor con una enorme cantidad de trigo que había recolectado. Pasaron dos mendigos por delante del agricultor, y le pidieron un poco de trigo. Pero el egoísmo del agricultor le cegó la mente, diciéndoles a los pobres mendigos: “¿Esto que tengo a mis espaldas? Es una montaña, no es trigo”

Los mendigos, ante semejante vacile del agricultor, le maldijeron: “Permita Dios que se te vuelva tierra”. Y se cumplió, ese montón de trigo que poseía el avaro agricultor se convirtió en una montaña.

4. Las leyendas de la Laguna de Peñalara

A 2017 metros de altura sobre el nivel del mar, nos encontramos con uno de los emblemas más reconocidos de la sierra madrileña. Con un gran volumen de visitantes, esta laguna esconde muchos secretos, de los cuales destacamos los siguientes:

La pastora

Cuenta la leyenda que cada noche de los difuntos, emerge del centro de la Laguna de Peñalara un pequeño islote y encima de él una misteriosa figura de una pastora. Por lo que se cuenta, ella oyó unos ruidos extraños y se pensó que era uno de sus corderos ahogándose, por lo que decidió ir a salvarle. Pero se confundió, no era su cordero, fueron unos ruidos de origen desconocido. Sin fortuna, la pobre se ahogó en las oscuras y profundas de aquel lago.

Los dos amigos

Dos amigos + un reto = a combinación mortal. Sorprendidos con la belleza de la Laguna de Peñalara, decidieron cruzarla nadando de lado a lado, y por la noche. Primero uno, y luego el otro. El primero logró cruzar el lago con un libro entre los dientes para superar el dolor del acuchillante frío del agua. Y llegó el turno del segundo. Mientras éste estaba nadando y se encontraba en medio del lago, el primero leía el libro en voz alta y pegó un carpetazo. En un abrir y cerrar de ojos, el chico que estaba nadando desapareció de las aguas. Nunca se supo nada más de él.

5. Las leyendas Robledo de Chavela

La Dama de la Cruz Verde

Siendo una variante de la clásica leyenda mundial, la Autoestopista Fantasma, es un fenómeno que se ha dado con mucha frecuencia en el Puerto de la Cruz Verde. Se trata de una chica que es autoestopista y que suele avisarte a gritos sobre la peligrosidad de la siguiente curva que se va a tomar, que es justamente en la que se mató. Una vez dado este suceso desaparece sin más. Para añadirle más intriga a toda esta historia, a esta autoestopista fantasma se le ha visto en el Puerto de Galapagar.

Stranger Things

Robledo de Chavela es muy famoso ya que la NASA tiene una de sus estaciones internacionales en este pueblo. Y como no cabe de esperar, se han visto cosas raras, muy raras…

En los años ochenta se produjeron varios fenómenos, como unas luces girando alrededor de la torre de la iglesia yéndose fugazmente en dirección a la estación especial. A día de hoy diríamos que es un dron, ¿pero en los años 80? Muy extraño de ver.

Pero no solo ovnis, también se vieron seres extraños, como por ejemplo un ser con forma humana y de estatura anormalmente alta, saliendo de un huevo. Este hecho se vio en un bosque en las afueras del pueblo, entre Robledo de Chavela y Valdemaqueda.

El Moro de la Almenara

Durante la era de la Reconquista Española, el control de las fronteras en los sistemas montañosos era la clave. Aquí introducimos a La Almenara, un monte situado en la Sierra de Guadarrama, cerca de Robledo de Chavela.

En su cumbre hay unos restos arqueológicos de un musulmán datados de la Reconquista. Según los estudios, los árabes encendían hogueras en la cumbre de La Almenara para avisar a Madrid de que los cristianos estaban acercándose a la frontera.

Todo esto nos lleva a la actualidad, donde muchos transeúntes, al caer el sol, aseguran haber visto a lo lejos pequeños destellos de luz naranja. ¿Serán las hogueras que enciende un misterioso moro fantasma?

6. Las leyendas de La Pedriza

La Pedriza es una de las formaciones rocosas más peculiares del Sistema Central, con un atractivo visual no muy al alcance de otros sistemas montañosos. Pero las historias que esconde son muy puntiagudas, como los picos de sus montañas:

El Cancho de los Muertos

Esta es la historia de una banda de tres atracadores que secuestraron a una joven madrileña rica y poderosa. Estando en la complicada Pedriza, decidieron parar para descansar. Uno de los atracadores se ausentó unos minutos, así que mientras los otros dos decidieron aprovecharse de la joven. Cuando volvió el primer atracador pilló a los otros dos in fraganti, por lo que decidió tomar represalias.

Cogió a uno de ellos y lo tiró por el cancho, con mortales resultados. Pero cuando tiró al otro miembro, éste le agarró de la pierna y cayeron los dos, con un final desastroso. Al final acabaron los tres muertos, dando lugar al nombre de ‘El Cancho de los Muertos’.

Según se sigue contando a día de hoy, en una de las grietas de este cancho, se podían ver los esqueletos de estos bandidos.

La Cueva de la Mora

Las leyendas sobre la era musulmana en España son abundantes. Aquí tenemos otro ejemplo escalofriante. Una joven árabe, procedente de una familia muy poderosa, se quedó embarazada de un cristiano. Ante esta polémica situación, su familia decidió encarcelarle en una cueva. La chica no tuvo más remedio que esperar a su caballero cristiano, pero no apareció nunca. Actualmente se dice que el alma desesperada de esta chica sigue divagando por la zona de la cueva, en busca de su amado caballero.

Esta cueva se encuentra cerca del refugio Giner de los Ríos, justo enfrente de su fachada. Advertimos que su acceso es difícil, por lo que rogamos precaución.

Como siempre solemos decir nosotros, Madrid siempre sorprende, incluso da hasta miedo.

¿Quieres comprobarlo con Plan&Go? ¡Descárgate ya la app! 

Deja tu Comentario

Descárgate la App gratis