La ruta de los churros: 5 sitios TOP en Madrid + curiosidades

“¿Quieres que traiga unos churros para desayunar?” ¿A quién no se le ha puesto una sonrisa en la cara al oír esta frase de la boca de tus padres o abuelos? Los churros son sinónimo de felicidad… y sobre todo ahora que llega el frio. En Madrid los churros son unos residentes más de la comunidad, así que vamos a hablar de ellos:

El origen.

El origen de los churros es incierto, pero hay diversas teorías pueden aproximarnos a sus inicios.

Una de ellas nos acerca a ciertos orígenes árabes y que se empezaron a consumir en Cataluña a principios del siglo XIX.

Pero hay otra teoría que reafirma una procedencia española. Se dice que los churros fueron inventados por pastores españoles. Éstos, para combatir el frío, decidieron freír la masa del pan frío y así crear un alimento caliente, surgiendo así los churros.

Existen diversas tipologías de churros: los de bastón, rectos, y en forma de lazo. Estos últimos son los típicos madrileños: 

Costumbres churreras en Madrid:

Para llevarlos a casa se solían meter en un bote. Con una taza de chocolate caliente y se van mojando. Hace tiempo se llamaban “churros verbeneros”, debido a que su consumo era habitual en las verbenas.

Puede que el chocolate con churros venga de los antiguos feriantes de finales de Siglo, debido a su bajo coste y a su sencillez de elaboración.

Pero con el paso del tiempo se le han añadido nuevas formas de tomarlos, como por ejemplo, con anís, cubiertos de chocolate, rellenos de crema, con azúcar…

5 sitios imprescindibles en Madrid para comer churros

1.Churrería San Ginés

¿Quién no conoce esta churrería? Sin duda alguna es la más famosa de Madrid, y una de las más reconocidas a nivel nacional. Tan importante que tiene sedes hasta en Japón, China y Colombia. Por este establecimiento han pasado figuras como Pedro Almodóvar, Miguel Ángel Silvestre y Pedro Piqueras. Abre las 24 horas, los 365 días del año.

Tanto para tomar en sus establecimientos como para llevar, puedes hacerte con seis churros con chocolate caliente por cuatro euros. Se ubica en el mítico Pasadizo de San Ginés 5, justo al lado de la iglesia que da su nombre.

2.Chocolatería – churrería Valor

Otro de los establecimientos favoritos de los madrileños. La marca Valor posee cuatro locales en Madrid, destacándose por sus diferentes especialidades de chocolate, que hacen de la experiencia de tomar churros algo diferente. Está está ubicado en pleno corazón de Madrid, bajando unos metros de la Plaza de Callao, en la calle del Postigo de San Martín 7.

3.El brillante de Atocha

Situada en la plaza Emperador Carlos V número 8, se trata de uno de los locales más emblemáticos de Madrid. Además se servir uno de los mejores bocatas de calamares de la capital, también sirven unos churros que harán que te saltes la dieta sí o sí.

4.La Antigua Churrería

Esta churrería tiene el apellido Quiroja desde 1913, año de su creación. Un oficio y una tradición que se han pasado de generación en generación, hasta convertirse en una religión, y en un local clásico de Madrid. Tiene 2 establecimientos en Madrid: Bravo Murillo, 190 y Conde de Peñalver, 32.

5. Casa Manolo

Aunque sea muy reconocido por sus croquetas, uno de sus grandes secretos son los excelentes churros que ofrece esta casa. Situado al lado del Congreso de los Diputados (Calle Jovellanos, 7), ofrece una gran variedad de churros. Esto hace de Casa Manolo un refugio para los madrileños (y políticos) que salen a desayunar en el duro invierno.

Bonus: ¿Cómo hacer churros desde casa?

Tranquilo, son fáciles de hacer y no supone más de 15 minutos de elaboración. ¿Cómo se hacen?

  • Consiste simplemente en una masa compuesta por sal, agua y harina.
  • Una vez hecha la masa, esta se coloca en una manga pastelera y se hace presión para que salga por la boquilla en forma de estrella.
  • Finalmente, se fríen en aceite y una vez hechos, a veces, se rebozan en azúcar.

Entonces, ¿qué diferencia hay con las porras? La clave está en la masa. La de los churros se hace con agua muy caliente para que la levadura se queme. Por el contrario, la porra precisa agua templada y, de esta forma, la levadura actúa dándole esa textura esponjosa que la caracteriza

Aquí te dejamos un vídeo para que se vea todo más claro:

Así que ya sabes, si quieres crear planes como churros… ¡descárgate la app de Plan&Go!

Deja tu Comentario

Descárgate la App gratis